lunes, 1 de diciembre de 2008

Irene,yo y mi otro yo

Desde que tengo uso de la razon, tengon una hermana mayor.Y de las mejores, solo que esta afirmacion tardo años en salir de mi boca. Por otra parte, como buen par de hermanas, tenemos serias diferencias, de gustos, habilidades,talentos, y hasta de razonamiento logico. Todo lo vemos diferente,lo elegimos y lo compartimos distinto. Esta habilidad,incluso la ejercemos cuando estamos de acuerdo. Cuando ella tenia 5 o 6, y yo 3,teniamos ante nosostras una desicion fundamental,sobre todo para cualquier infante que se precie de sus momentos de ocio. La disputa versaba sobre la eleccion de una cassette de Maria Elena Walsh, que tenian basicamente lo mismo y diferente tapa. En un momento, mi madre zanjo la disputa, inclinando la balanza hacia el cassette que era de ella. Y yo, pequeña e impotente, le zampe un mordisco en el brazo que todavia recuerda. Ni las poleras de algodon y el saco de lana en conjunto pudieron parar la furia de mis colmillos de leche. Desde ahi fui catalogada como la hija "tremenda", (en toda familia existe un hijo que es "tremendo",esos que corren, se rompen las rodillas,y tambien cualquier utensilio, libro, ropa u objeto que se le ponga por delante), status que me encargue de mantener por unos buena cantidad de años, fomentado y potenciado en la escuela. Hay dos cosas que quedaron en mi mente desde el suceso, la primera, es que dada la batalla perdida injustamente con mi madre ( y el serio revoleo que me comi por mi efimera tendencia canibal), iba a tener que ser una nena de papa, y lo segundo,la imagen del dialcol sobre la mesada, mi hermana a llanto vivo, y mi diminuta satisfaccion,ella tendria a Maria Elena, pero no se la habia llevado gratis.

1 comentario:

sil dijo...

MMM.... supe conocer de esos episodios pero con la diferencia que mi hermana es mi gemela, peor aun yo era la "debil" y me las llevaba todas no no infancia dificil con mi "otro yo".