martes, 28 de abril de 2009

La nariz de Audrey

No me considero una persona torpe. Es mas, me parece que los años de danza me dieron un cierto equilibrio que es por demás útil cuando me tomo unas copas de mas.

Pero desde hace un par de años, estoy teniendo unos inconvenientes que me hacen pensar que el universo me quiere decir algo.

Corría el 2007 y yo trabajaba en un boliche. Esos Pubs de moda, que se llenan de miércoles a sábado, con nenes bien (rugbiers y de facus privadas). Tenia un jefe japones (no hablaba bien español, y tampoco japones, cuando se embriagaba era mas que una labor entenderle) y una cocinera muy buena onda. Los pubs, tienen por definición barras enormes de madera, que en alguna parte tienen una puerta que se levanta para entrar. Un día iba yo con 5 envases de cerveza vacíos a entrar a la barra, pensando en dejar alguno arriba de la barra para subir la compuerta. Y ahí apareció un donjuán, que levanto la barra para que pasara...y la soltó justo conmigo debajo. La barra de madera cayó justo arriba de mis cejas (salvando mi nariz por centímetros) y casi me deja inconsciente. Me puse hielo, y me fui a dormir. Cuando llegue a la clase del profe sexy de este post, me obligo a ir al doctor. Pase por tres facultativos, no sin antes responder tres veces a las preguntas: "¿Y como te llevas con tus padres? ¿y tenes novio?"...los sagaces sospechaban violencia familiar y etcs, tanto que la ultima que me pregunto me jodio tanto que le conteste "No tengo novio ni para que me pegue, no te preocupes!!!". Demás esta decir que me pase un mes con los ojos sombreados de violeta y la cara hinchada. De ahi en mas, me apodaron "Panda" y me autoregale una remera con la foto de uno de esos tiernos ositos. La llame mi etapa "Panda Look".

Y Kitty pensó que todo había pasado...Pobre ilusa.

Pero no, el año pasado estaba yo bailando bastante ebria en un baile de facultad, y de repente (SI, DE REPENTE!!) cayó un vaso del cielo. Un vaso de vidrio que me pego justo en la otra ceja dejandome 5 puntos de regalo, pero la nariz sana. Y otra vez el ojo violeta. Esta vez omití decirle al cirujano que había tomado unas copas (desde las 9 de la noche...hasta las 5 de la mañana) y con gracia de Cenicienta zurciendo su vestido de fiesta, me cosió la ceja, previo pinchazo de anestesia. Despertarme esa mañana fue de lo peor. Me dolía la cara, el corte, el golpe, la resaca y la anestesia.Para que se den una idea, asi quede...(apto solo para gete con morbo eh!!)




Otro mes mas de mujer golpeada.


Por eso, ante el inminente golpe de la semana pasada, y la consecuente cara violeta, no estaba espantada. Pero algo me quería decir todo esto. Algo quisquilloso e intrincado. Algo importante de sobreviviente. Así pensaba yo, hasta que el viernes, Melba me dijo:


Melba: "Kitty, sabes que tenes la nariz re parecida a Audrey Hepburn?"


Si, si...elijo mal a los hombres, pero que buenas amigas que ligue.

Si, el universo me quería decir...bah, no se que diablos me quería decir, pero por lo menos salvo mi nariz.

5 comentarios:

Kitty Wu dijo...

Hoy esta amarillo...menos mal, menos mal,jajaja.

Fran dijo...

Kitty!! No te tenía tan hecha mierda, tenes más marca que Lugano =P

Espero que anden bien tus cosas che, mejorate y dale para adelante con la facu, con el principe enorme del profesor, con todo!

Kitty Wu dijo...

Jajaja...No fran, solo tengo una marquita arriba de la ceja derecha (me da cara de poquer, seguro!!), y una cicatriz en la izquierda...Por las dudas, te deje una hermosa foto!!jajaja...me hace sentir survivor,jaja
beso!

Dr. J dijo...

A vos te pasan todas! Primero te hace cagar una loca desquiciada y ahora esto!

Será mejor que te cuides! XD

Besos!

Kitty Wu dijo...

Jajaja Doc, eso pienso...me tendria que uidar, pero a mi, litralmente, las cosas me caen,jaj!
Beso!