martes, 5 de octubre de 2010

Charlas a medianoche.

Sus ojos café me miran inquisidores.
Una brisa de aire le mueve el pelo.
Se pasea impaciente por el cuarto.
Tiene en sus movimientos la certeza de que pronto algo va a suceder.
Y entonces tomo el impulso. Todo va a cambiar.




-Me parece Frodo, que ahora que viene el calor, no seria tan conveniente que duermas sobre mis pies. Vos viste, calor, acolchado, perro peludo...te lo digo por vos. Hace lo que quieras, pero no recibo quejas por las patadas que te pueda pegar dormida.

Cuentas claras, mantienen la amistad.

4 comentarios:

Kitty Wu dijo...

Un exabrupto de coraje de mi parte.

Martín González dijo...

A veces a ciertas personas conviene pincharles el globo:

http://www.youtube.com/watch?v=Fpc5vgi9zbM&feature=player_embedded

Saluda atentamente: Ing. Marín González

Duroc dijo...

Opino, esperando no irme por la tangente...

La primera parte me recuerda a un pedito que me tiré la otra noche. Tan inocente...

Kitty Wu dijo...

Sr.Gonzalez: Le agradezco que trate de hacerme sentir mejor con ese simpático video...o lo que haya tratado de hacer. O lo que haya tratado de no hacer. En fin, algo salio. Muchos saludos con pompa y sin reverencia.

Duroc: si quiere ver un ejercicio de perdida de inocencia, vea el link del sr.Gonzalez y entérese como hay gente que defenestra a los globos y a los niños.Ah, ya nada va a ser igual...